miércoles, junio 28, 2006

RESUELVE TUS DUDAS - ¿Monaguillos o acólitos?

Pregunta: ¿Es lo mismo monaguillo que acólito? ¿O cuál es la diferencia entre ellos? Agradezco la atención que brindan a mi mensaje y espero su pronta respuesta.

Ma. Guadalupe


Respuesta: Monaguillo se llama al que asiste al sacerdote en Misa, normalmente un niño o una niña: le ayudan con el misal, las ofrendas, el lavatorio de las manos, la campana y portando la charola de la Comunión.
Acólito se llama a quien ha recibido el ministerio del acolitado. Tiene que ser varón y cumplir con cierta edad y condiciones determinadas por decreto de la Conferencia Episcopal. Sus funciones son: cuidar del servicio del altar; ayudar al diácono y al sacerdote en las acciones litúrgicas, especialmente en la celebración de la Misa; prestar su servicio en las diversas procesiones, por ejemplo con la cruz, los cirios, el incienso o el libro; preparar el altar y purificar al final los vasos sagrados; atender en el ofertorio a la recogida de los dones; y, bajo ciertas condiciones, distribuir la sagrada Comunión como ministro extraordinario y exponer públicamente el Santísimo Sacramento de la Eucaristía a la adoración de los fieles y luego reservarlo, pero no puede dar la bendición. Puede, además, instruir a los fieles que ayudan en las acciones litúrgicas, como son las de llevar el misal, la cruz, los cirios u otras funciones similares.

Antes del concilio Vaticano II el acolitado era una de las órdenes menores (acolitado, exorcistado, lectorado y ostiariado) en relación con el diaconado, el presbiterado y el episcopado, que fueron denominadas órdenes mayores. Con el tiempo las órdenes menores fueron tenidas como instituciones previas a la recepción de las órdenes sagradas, concretamente el sacerdocio o presbiterado.

Ahora a las órdenes menores se les llama ministerios; se conservan dos, que son el acolitado y el lectorado; son conferidos por el obispo mediante el rito litúrgico de la institución.

Los candidatos al diaconado y al presbiterado deben recibir estos ministerios, pero también son accesibles a los laicos que quieran asumir en la Iglesia los compromisos que les corresponden:

Puede extrañar a algunos que hoy en día veamos cómo regularmente los laicos desempeñan estas funciones originalmente reservadas al acólito instituido. Esto se debe a otra cláusula del derecho canónico que dice: «Donde lo aconseje la necesidad de la Iglesia y no haya ministros, pueden también los laicos, aunque no sean lectores ni acólitos, suplirles en algunas de sus funciones, es decir, ejercitar el ministerio de la Palabra, presidir las oraciones litúrgicas, administrar el Bautismo y dar la sagrada Comunión, según las prescripciones del derecho».

Walter Turnbull

si reenvias este mensaje, puedes eliminar que proviene de esta lista, pero la fuente y el autor de este mensaje conservala.
==============================

"La Paz De Cristo en el Reino de Cristo"

Acción Católica Mexicana Diócesis de Querétaro
http://acm.cjb.net o
http://mx.geocities.com/acm_qromx/
correo: acm_qromx@hotmail.com

Jose Luis Aboytes

1 comentario:

Anónimo dijo...

Gracias estaba buscando informacion de estos temas! financial help